10 TENDENCIAS QUE REGIRÁN A LA INDUSTRIA ASEGURADORA EN 2024

En el cambiante mundo de los seguros, es esencial anticiparse a los riesgos que lo definirán en los próximos años. Para estar preparados, exploramos 10 potenciales tendencias que se presentarán en el sector en este 2024.

El sector asegurador atraviesa por una transformación significativa debido a la inestabilidad macroeconómica y geopolítica, el cambio climático y la disrupción tecnológica. Frente a estos retos, las aseguradoras deben adoptar una gestión de riesgos más proactiva y reformular sus modelos de negocios.

Esto concluye el informe “2024 Global Insurance Outlook», realizado por Deloitte Center for Financial Services. El estudio destaca la importancia de la tecnología, la gestión del talento, la orientación al cliente y las alianzas como elementos clave para enfrentar un entorno incierto.

Ya vimos que fueron desafiantes las tendencias imperantes en el sector asegurador en 2023. Ahora, conozcamos las 10 tendencias que regirán en este 2024 y cuáles son las recomendaciones de Deloitte para navegar con éxito por estas aguas. 

  1. Las aseguradoras se están transformando para centrarse en el cliente y elevar su propósito.

Los acelerados cambios que rigen a la industria aseguradora podrían ser el catalizador que impulse la reinvención del sector tanto en su forma de conducir los negocios como en su propósito y papel general en la sociedad. La transformación, según Deloitte, implica adoptar nueva tecnología (incluida la Inteligencia Artificial) y tecnologías emergentes en la organización, así como realizar cambios culturales en toda la empresa para elevar su talento y lograr un enfoque más centrado en el cliente.

  1. Seguros de no vida: evolucionan para fortalecer las relaciones y la rentabilidad.

La innovación tanto en las operaciones como en los productos, así como la adopción de estrategias para impulsar puntos de contacto más frecuentes con los clientes, podrían impulsar el crecimiento y la rentabilidad de las aseguradoras de no vida (cubren daños y prestación de servicios). Para Deloitte, un área de oportunidad es desarrollar nuevos tipos de productos, incluyendo los seguros personalizados y embebidos en servicios y productos de terceros a través de alianzas, al igual que los seguros paramétricos (contratos cuyos pagos se realizan en función de la intensidad de un evento y el monto de la pérdida) para responder a desafíos como ciberataques y crisis globales.

  1. Aseguradoras de vida y anualidades: la modernización del sistema central y la transformación cultural están en marcha, pero se debe hacer más.

Tras pronosticar un crecimiento para los seguros de vida en 2024 de 1.5% a nivel global, el informe de Deloitte asegura que la tecnología de vanguardia también empoderar a este segmento y a sus agentes para que dejen de desempeñar un rol transaccional y basen en relaciones su interacción con los clientes. Recomienda que “modernizar los sistemas puede facilitar el uso de fuentes de datos alternativas para una suscripción y procesamiento de aplicación más rápidos, ventas cruzadas y personalización del cliente más fluido, así como lanzamientos rápidos de nuevos productos”.

  1. Aseguradoras grupales: duplicar la apuesta por las capacidades digitales, la conectividad y las ofertas auxiliares.

Conforme el impacto de la pandemia se desvanezca, Deloitte espera que la tasa de crecimiento del mercado para las aseguradoras grupales durante los próximos años probablemente tenga una tendencia más en línea con la dirección de la economía, el empleo y los salarios. Anticipa que los proveedores que quieran crecer por encima del mercado general, pueden enfrentar el reto de ampliar sus carteras de productos, incluidas ofertas voluntarias que potencialmente pueden agregar primas y generar márgenes más altos.

  1. Transformación tecnológica: la IA abre nuevas vías para mejorar y personalizar la experiencia del cliente.

Para Deloitte, el entorno operativo en evolución debería presionar aún más a las aseguradoras de todos los sectores para que, este año, aumenten el uso de la automatización, la IA, el análisis avanzado y la transformación central. Asegura que estas capacidades podrían ser la base para que las empresas personalicen la experiencia del cliente y mejoren las distintas fases de la cadena de valor como la suscripción, gestión de riesgos y operaciones.

  1. Capital humano: la modernización tecnológica y cultural activa el foco en la transformación de la fuerza laboral.

Si bien la modernización tecnológica es vital para el éxito de la industria, las aseguradoras también requieren transformar su fuerza laboral. Sobre este tema, la firma consultora sugiere un enfoque en habilidades y roles principales de liderazgo para alinear las iniciativas estratégicas con los objetivos de los empleados, buscando aumentar la productividad y la satisfacción laboral.

  1. Sostenibilidad, clima y equidad (SC&E): las aseguradoras pueden intentar reformar la percepción de la marca promoviendo estos conceptos.

Aunque SC&E no son conceptos nuevos en las aseguradoras, la tendencia es que los incorporen en su agenda estratégica y su ADN corporativo. Según Deloitte, las empresas tienen la oportunidad no solo de cumplir las regulaciones, sino reforzar su compromiso con prácticas sostenibles, buen gobierno corporativo y apoyo a la inclusión financiera, reflejando valores corporativos y bienestar global, y convirtiéndolos en un posicionamiento estratégico que se transforme en una ventaja competitiva.

  1. Finanzas: los cambios en las normas contables y fiscales deberían estimular innovaciones operativas de mayor alcance.

Por el surgimiento de nuevas normas contables y fiscales, Deloitte aconseja que las respectivas áreas de las aseguradoras sean proactivas e inviertan pronto para familiarizarse con las reglas, modelar los impactos impositivos, así como pensar en planificar o reestructurar cómo mitigar los impactos adversos. Además, “los departamentos de impuestos deben permanecer cerca de sus unidades de negocios y de inversión, para estar preparados y responder a los cambios en el mercado”.

  1. Fusiones y adquisiciones se desaceleran, pero las aseguradoras deberían prepararse para un posible repunte.

Pasada la peor crisis económica en la mayor parte del mundo, los economistas prevén un aumento en la actividad de fusiones y adquisiciones. Por ello, Deloitte sugiere que las aseguradoras deben concentrarse en beneficiarse de cualquier posible sinergia, particularmente las que buscan aumentar la escala con actividades de fusiones y adquisiciones en una economía en recuperación.

  1.  Cambiar las percepciones es el camino hacia el futuro

Pese a la positiva contribución de las aseguradoras a la sociedad al distribuir el riesgo para ayudar a reducir la incertidumbre financiera y hacer más manejables las pérdidas accidentales, a menudo persiste una percepción errónea de la industria. Sin embargo, Deloitte sostiene que, de cara a 2024, el sector está al borde de una considerable transformación, preparándose para aumentar su misión general en beneficio de los empleados, la sociedad y del planeta. “Este puede ser el momento decisivo que eleve el papel y la comprensión de las aseguradoras en las vidas de sus clientes y comunidades”, concluye.

¿Cuáles son tus expectativas para la industria aseguradora en 2024? ¡Comparte con SINESTRY tus comentarios!

0
Facebook
LinkedIn
Twitter
WhatsApp