COMIENZA LA TEMPORADA DE HURACANES 2024 EN MÉXICO 

La temporada de huracanes 2024 está por comenzar en México. Se anticipa una temporada de ciclones tropicales intensos que podrían afectar a varios estados del país, por lo que hay que estar pendientes y preparados.

De acuerdo a la Comisión Nacional del Agua, la temporada de huracanes está por comenzar en México. Los pronósticos de la Conagua indican que, en el Océano Pacífico, la temporada inicie el 15 de mayo y se extienda hasta el 30 de noviembre. En tanto, para el Océano Atlántico, se espera que la temporada comience el 1 de junio y concluya también en el mes de noviembre.

Según pronósticos del Centro Nacional de Huracanes (NHC, por sus siglas en inglés), de Estados Unidos, en el hemisferio norte de la Cuenca del Pacífico se estima el arribo de hasta 20 ciclones tropicales y de 17 huracanes para la costa del Atlántico. En el caso de México se prevé un escenario desafiante, con temperaturas altas sobre todo del lado del Atlántico, y la posibilidad de huracanes intensos que podrían afectar de forma significativa a varios estados del país.

Los huracanes o ciclones tropicales son fenómenos hidrometeorológicos de gran respeto por sus daños y consecuencias. El caso más reciente lo resentimos con el huracán Otis que, al golpear severamente las costas de Guerrero, se convirtió en el tercer siniestro de mayor impacto para la industria aseguradora de México. Y qué decir de otros desastrosos siniestros, como los que, antes de Otis, formaban parte de la lista de los cinco huracanes más costosos en la historia aseguradora de México

Los expertos predicen que las tormentas más activas se presenten en la cuenca del Atlántico (Mar Caribe y Golfo de México), donde las temperaturas serán anormalmente altas. En contraste, y derivado de las condiciones del fenómeno de “La Niña” en las aguas de la franja ecuatorial del Pacífico, las tormentas tropicales en las costas occidentales de México podrían ser menos intensas.

Otro factor a considerar en la intensidad de los huracanes es el cambio climático, por lo que se prevé un aumento en la proporción de ciclones tropicales de categorías superiores (3, 4 y 5 en la escala Saffir-Simpson), propiciando fenómenos más intensos y potencialmente más destructivos. Además, el cambio climático también contribuye el aumento al nivel del mar, lo que agrava los efectos de las marejadas ciclónicas asociadas a los huracanes, produciendo inundaciones costeras más severas. 

Fuente: CENAPRED

¿POR QUÉ LOS HURACANES TIENEN NOMBRES?

¿Sabías que el primer ciclón tropical del Pacífico se llamará “Aletta” y el del Atlántico será “Alberto”? Sí, con anticipación se les da un nombre para ser identificados. Cada año se prepara una lista de nombres, con cada letra del alfabeto.

El NHC ya reveló la lista completa de nombres de los ciclones tropicales que se registrarán este año, mismos que son asignados por la Organización Meteorológica Mundial a partir de un orden preestablecido. Para el Atlántico, se utilizan 21 nombres alternando entre masculinos y femeninos; para el Pacífico, se usan 24 nombres. Este ciclo se repite cada seis años, asegurando una variedad de nombres en español, inglés y francés.

Pacífico

  • Aletta
  • Bud
  • Carlotta
  • Daniel
  • Emilia
  • Fabio
  • Gilma
  • Héctor
  • Ileana
  • John
  • Kristy
  • Lane 
  • Miriam
  • Norman
  • Olivia
  • Paul
  • Rosa
  • Sergio
  • Tara
  • Vicente
  • Willa
  • Xavier

Atlántico

  • Alberto
  • Beryl
  • Chris
  • Debby
  • Ernesto
  • Francine
  • Gordon
  • Helene
  • Isaac
  • Joyce
  • Kirk
  • Leslie
  • Milton
  • Nadine
  • Oscar
  • Patty
  • Rafael
  • Sara
  • Tony
  • Valerie
  • William

¿QUÉ HACER SI SE PRESENTA UN HURACÁN?

El mejor momento para prepararte para un huracán es antes de que comience la temporada de los ciclones tropicales. Para ello, es muy importante comprender la vulnerabilidad de tu hogar o inmueble ante la presencia de marejadas ciclónicas, las inundaciones y el viento. 

A continuación, te presentamos lo que los expertos recomiendan hacer antes, durante y después de una temporada de huracanes.

Antes

  • Conoce tu zona: ¿vives cerca de la costa del Pacífico o del Atlántico? Averigua si vives en un área de evacuación por huracanes contactando a la oficina de Protección Civil de la zona.
  • Prepara un kit de emergencia con linternas, generadores, y contraventanas contra tormentas.
  • Repara techos, ventanas y paredes.
  • Escribe o revisa tu Plan de Emergencia Familiar, decidiendo cómo se pondrán en contacto entre sí,  donde irán y qué harán en caso de emergencia.
  • Revisa tus pólizas de seguros para asegurarte de que tiene una cobertura adecuada para tu hogar y/o propiedad.
  • Conoce e identifica los refugios temporales.
  • Mantente todo el tiempo informado sobre el desarrollo del huracán para conocer sobre las alertas y advertencias. Te recomendamos seguir el apartado de “Ciclones Tropicales” de la página web de la Conagua

Durante

  • Conserva la calma si no es necesario que salgas de casa.
  • Asegura tu hogar, cubriendo todas las ventanas, desconectando todos los aparatos electrónicos, cerrando llaves de gas y agua.
  • Tampoco prendas velas ni veladoras; solo usa lámparas de pilas.
  • Mantente alejado de puertas de vidrio, ventanas y tragaluces.
  • Refúgiate en una pequeña habitación interior, armario o pasillo en el nivel más bajo durante la tormenta.
  • Si las autoridades te piden evacuar tu casa, hazlo de inmediato.

Después

  • Conserva la calma.
  • Sigue las instrucciones emitidas por radio u otro medio.
  • Reporta si hay heridos.
  • Bebe agua potable.
  • Usa zapatos cerrados.
  • Si evacuaste, regresa a casa solo cuando las autoridades te digan que es seguro.
  • Una vez en casa, conduce solo si es necesario y evita las carreteras inundadas y los puentes destruidos.
  • Camina con cuidado por el exterior de su casa para verificar si hay líneas eléctricas sueltas, fugas de gas y daños estructurales.
  • Mantente alejado de cualquier edificio que huela a gas, si el agua de la inundación permanece alrededor del edificio o casa, si fueron dañados por un incendio, o si las autoridades no lo han declarado seguro.
  • Usa linternas que funcionan con baterías; no uses velas. Enciende la linterna antes de entrar a un edificio desocupado. La batería podría producir una chispa que encendería una fuga de gas, si está presente.

Fuente: CENAPRED

¿Resultaste afectado por el huracán Otis? En SINESTRY te apoyamos a revisar tu póliza de seguros para que recibas una pronta indemnización. ¡Aún estás a tiempo para recuperar tu patrimonio!

0
Facebook
LinkedIn
Twitter
WhatsApp