CONOCE QUÉ ES, LA MISIÓN Y LA FUNCIONES DE LA CNSF

En México, hay un organismo que, desde hace 30 años, ha sido clave para la operación del sector asegurador: es la CNSF. ¡Entérate de lo que hace, de su misión y cuáles son sus funciones para supervisar que este sector se apegue al marco normativo!

Con un contribución del 2.3% del PIB de México, la industria aseguradora es un jugador de primera importancia dentro del desarrollo del país, con un impacto determinante dentro de su actividad económica y mercantil. Y es que, aunque el mercado de seguros no las ha tenido todas consigo durante este periodo pandémico[R1] , no se puede negar que este sector presta servicios fundamentales surgidos de la existencia de riesgos económicos (actuales o futuros) que afectan a los individuos, a las empresas y a la sociedad en general.

Pero, ¿sabía que en México hay una entidad que contribuye de forma muy especial a la estabilidad y solvencia del sector asegurador y afianzador? Es la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF), y también promueve la seguridad y confianza de los usuarios de estos servicios financieros.

Fundada el 3 de enero de 1990, la CNSF es un Órgano Desconcentrado de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, encargada de supervisar que la operación de los sectores asegurador y afianzador se apegue al marco normativo, preservando la solvencia y estabilidad financiera de las instituciones de seguros y fianzas, para garantizar los intereses del público usuario, así como para promover el sano desarrollo de estos sectores con el propósito de extender la cobertura de sus servicios a la mayor parte posible de la población.

Con una visión donde se establece que este organismo debe operar bajo principios de eficiencia, eficacia y calidad, acordes con los estándares internacionales en la materia, en términos generales la CNSF se hace cargo de las siguientes funciones:

  • Autorizar la operación de las instituciones o sociedades Mutualistas.
  • Supervisar la solvencia de las instituciones de seguros y fianzas.
  • Autorizar a los intermediarios de seguro directo y reaseguro.
  • Apoyar al desarrollo de los sectores asegurador y afianzador a nivel nacional.

Un escrupuloso centinela

Regida por una Junta de Gobierno integrada por un Presidente, un Secretario y 13 Vocales Propietarios, la CNSF lleva a cabo una labor de vigilancia, inspección y supervisión de las instituciones de seguros y de fianzas respecto a su situación en el ámbito financiero, contable, técnico actuarial, de reaseguro y legal, así como aspectos relacionados con el gobierno corporativo, la transparencia y revelación de información. Esta supervisión tiene como finalidad verificar que se preserven las sanas prácticas en materia de operación de seguros y fianzas, además de la estabilidad y solvencia de dichas instituciones, protegiendo de esa manera los intereses del público usuario del seguro y la fianza en México.

En concordancia con lo anterior, la CNSF tiene la facultad de otorgar o revocar autorizaciones a diversas instituciones. También aplica pruebas de resistencia (solvencia dinámica), al menos una vez al año, a aseguradores y afianzadores Estas entidades deben comunicar, al menos una vez por trimestre, datos relativos a su organización como:

  • Operaciones
  • Contabilidad
  • Inversiones
  • Capital
  • Objetivos
  • Políticas y prácticas en materia de retención, transferencia o reducción de riesgos
  • Información cuantitativa y cualitativa sobre sus operaciones
  • Situación técnica
  • Finanzas
  • Riesgos

De esta forma, la CNSF contribuye, por un lado, a la estabilidad y solvencia financiera del sector asegurador y afianzador, a la vez que promueve la seguridad y confianza de los usuarios de estos servicios financieros.

Para el desempeño de sus facultades, la CNSF cuenta con unas Oficinas Centrales y 5 Delegaciones Regionales.  Además, es útil conocer que, para solucionar dudas, dispone de tres buzones electrónicos.

Y como usuario público, ¿en qué me beneficia la CNSF?

Una de las preguntas que podría surgir en la mente de cualquier usuario público es en qué le podría beneficiar la existencia de la comisión, por ejemplo al momento de contratar un seguro de cualquier tipo. La respuesta es múltiple, puesto que uno de los propósitos principales de la CNSF es estimular la confianza de los servicios financieros.

Aquí enlistamos algunos de esos beneficios:

  • Al estipular las reglas con las que se deben regir el sector de seguros y afianzar, brinda confianza y eficacia al usuario de los servicios de esos sectores.
  • Como los términos y condiciones que manejan las aseguradoras son regidas por las normas de la comisión, el cliente tiene la certeza de que los paquetes de cobertura que ofrecen las compañías de seguros no pueden excluir ciertos aspectos solo porque les convenga.
  • En virtud de que las personas que buscan ser agentes de seguros tiene que presentar una prueba, el usuario puede tener la tranquilidad de que los conocimientos de ese agente son confiables para asesorarlo y apoyarlo en la elección de un seguro.

Aunque la CNSF puede sancionar administrativamente a agentes y ajustadores de seguros, e incluso retirarles su cédula que los acredita para trabajar, la comisión no tiene la facultad de resolver los conflictos ni mediar entre los clientes y las aseguradoras. Para eso existe la Comisión Nacional de Defensa y Protección de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), la cual se encarga de solucionar los conflictos entre ambas partes.  

Así como la CNSF brinda confianza a los usuarios de los servicios del sector asegurador, así también SINESTRY brinda, con su sistema de gestión de siniestros, tranquilidad y seguridad a aseguradoras y entidades públicas, para que estas se concentren en lo que realmente importa. De clic aquí para conocer más de nuestras soluciones o contáctenos para agendar una reunión sin compromiso.

línea de atención de WhatsApp
Enviar