PERSPECTIVAS Y OPORTUNIDADES PARA EL SECTOR ASEGURADOR EN EL 2021

El 2020 fue un desafiante año para el sector asegurador y este también lo es. Pero, igualmente, el 2021 ofrece oportunidades que debes aprovechar en los meses y los años próximos. ¡Aquí te las compartimos para que las pongas en práctica!

Sin duda, 2020 estuvo marcado por la repentina llegada del COVID-19 y sus repercusiones en la sociedad, la familia y la economía. Los resultados directos de la pandemia (incertidumbre, morosidad, falta de viabilidad de los negocios más expuestos o volatilidad de la demanda), aunados a las medidas para la mitigación de la crisis (créditos, seguros de desempleo, moratorias o líneas de financiamiento), han supuesto nuevos retos para las instituciones aseguradoras, retos que, es muy probable, continúen en los próximos años.

Como un actor primordial dentro de la maquinaria económica del país –ya que ayuda a mitigar el impacto económico en empresas y hogares- , la industria aseguradora de México fue fuertemente impactado por la pandemia. De hecho, para octubre de 2020, la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) ya decía que la pandemia del nuevo coronavirus representaba el séptimo evento con más siniestros para este sector, con costos por $526 millones de dólares.

Se quedaron cortos. En mayo pasado, al celebrarse la 30a convención de la AMIS, su vicepresidente, Juan Patricio Riveroll, admitía que la pandemia del COVID-19 ya se perfila para ser el primer evento más catastrófico en la historia de la industria aseguradora mexicana, con un costo cercano a los $2,000 millones de dólares. Es decir, está a casi nada de desbancar al Huracán Wilma, siniestro que costó $2,340 millones de dólares.

Finalmente, según la misma AMIS, en 2020, el sector asegurador en el país presentó una caída de 2.7%, mientras que el PIB registró una contracción tres veces mayor.

En ese resultado, hubo segmentos ganadores y perdedores respecto a 2019. Los que ganaron fueron el rubro de pensiones, al aumentar 3.8%, así como el de accidentes y enfermedades, que incrementó 7.6%. Los perdedores fueron los segmentos de seguros de vida, que cayó 2.2%; el de daños, que retrocedió 10.8%; y el rubro de autos, que se desplomó 10.8%.

Lo que depara 2021

De acuerdo a datos del AMIS, en el primer trimestre de este año, el sector asegurador presentó un disminución en términos reales de 2.8%, de manera que las primas de la industria representaron $175,564 millones de pesos. Muy ligado al desempeño de la economía nacional (que para ese mismo periodo tuvo una contracción de 2.9%), era evidente que la industria continuaba bajo los efectos de la pandemia.

Bajo esa misma relación simbiótica, la directora general de la AMIS, Norma Alicia Rosas, declaró a principios del año que las expectativas para la industria de seguros dependían del desempeño de la economía en el segundo semestre de 2021. En las previsiones más optimistas, estimó un crecimiento de 1 a 2%, “pero el grado de incertidumbre acarreado por la pandemia podría resultar en una reducción de 1 por ciento”, atajó.

Y luego que el Fondo Monetario Internacional ajustara la perspectiva de crecimiento para México a 5% para el cierre de 2021, la líder del gremio asegurador fue más optimista, por lo que también prevé para la industria un panorama alentador, sin aventurarse a dar cifras.

“… la vuelta al crecimiento económico prevista para 2021 ayudará a la recuperación del negocio asegurador con crecimientos superiores a los del PIB, como ocurrió en anteriores crisis económicas. El bajo nivel de penetración de los seguros en la economía mexicana hace que una mejora de las condiciones económicas se traduzca en crecimientos mayores del negocio asegurador, como suele ocurrir en otros mercados emergentes”, confirma por su parte el informe de Mapfre Panorama económico y sectorial 2021: perspectivas hacia el segundo trimestre.

Crisis = oportunidades

Bien decía Albert Einstein que “en medio de la dificultad reside la oportunidad”. Esta crisis sanitaria que ha experimentado el mundo entero ha traído de la mano, del mismo, oportunidades, según coinciden varios analistas del ámbito asegurador. Las más importantes, y que recomiendan poner en práctica durante el segundo semestre del año, serían:

  • Haz del cliente el eje de tu negocio, analiza su comportamiento, conócelo más, escúchalo mejor y pon en práctica mayor empatía para entender realmente lo que necesitan.
  • Ahora que lo virtual ya se ha convertido en lo cotidiano, avanza en la formación de consultores y líderes. Pero, aunque los nuevos retos implican contar con personal con excelente habilidades en el ámbito digital, no debes de olvidar las habilidades blandas, sobre todo aquellas que ayuden a desarrollar un sentido de empatía.
  •  Convierte a la tecnología en la herramienta que permita evolucionar al negocio. La tecnología ofrece grandes herramientas como el Big Data, los servicios en la nube, la automatización, la ciberseguridad y el blockchain, entre otras.

Además, como hizo ver Arturo Herrera, secretario de Hacienda y Crédito Público, durante la convención de la AMIS, el sector asegurador mexicano tiene otro reto que también podría representar un área de oportunidad. Y es que su cobertura es de apenas 2.3% del PIB nacional, cuatro veces menos del promedio de cobertura de los países de la OCDE,  que es de 8.9%.

“Las aseguradoras –reforzó el subsecretario de Hacienda Gabriel Yorio- deben retomar los retos que enfrentaba el sector antes de la pandemia para discutir los nuevos desafíos que la pandemia ha traído y aprovechar las áreas de oportunidad.”

En SINESTRY le podemos ayudar a capitalizar sus áreas de oportunidad con nuestro sistema de gestión de siniestros. De clic aquí para conocer más de nuestras soluciones o contáctenos para agendar una reunión sin compromiso.

línea de atención de WhatsApp
Enviar